Estas son algunas de las molestias o lesiones del cuerpo más comunes al realizar algún tipo de deporte o esfuerzo físico.

Calambres:
se originan por una mala hidratación durante la actividad física y por la falta de sodio, potasio y calcio en el cuerpo. Esto sumado a la mala circulación de la sangre y a los cambios del peso provoca calambres en las extremidades.

Problemas en codos:
las personas que realizan deportes como tenis y golf tienen dolor en estas articulaciones. Existen aparatos ortopédicos que ayudan a corregir estos movimientos.

Dolor en muñecas:
cualquier ejercicio que involucre movimiento de brazos o manos conlleva, aunque no lo parezca, un fuerte movimiento de muñecas. Existen agarres ergonómicos y muñequeras que facilitan los ejercicios. Estos son indispensables sobre todo para personas que cargan peso.

Tendinitis y torceduras:
 son lesiones que ocurren en deportistas o personas que doblan mucho las rodillas y de manera notoria: jugadores de baloncesto, futbolistas, corredores, gimnastas, etc. Es necesario proteger la rótula con rodilleras.

Recuerda que no hay ninguna parte del cuerpo que se quede estática. Siempre que realizas un esfuerzo físico todo el cuerpo de mueve en mayor o menor medida.

Siempre debes tomar las precauciones para cuidarte si estás saliendo de una lesión. No olvides hacer calentamiento antes de practicar, pues así evitarás lesiones.